miércoles, 10 de noviembre de 2010

Comisión del gobierno propone subir cotización de salud y que trabajadores copaguen licencias

Comisión del gobierno propone subir cotización de salud y que trabajadores copaguen licencias

Los 13 expertos convocados por el Presidente Piñera entregarán su informe el 15 de noviembre.
por Ana María Morales


Profundos cambios al actual sistema de financiamiento de la salud en Chile son los que trabaja la comisión de expertos convocada por el Presidente Sebastián Piñera para impulsar la segunda reforma al sector, que estaba pendiente desde 2005 porque no se llegó a un acuerdo político.

Una de las principales medidas que plantea el grupo de los 13 expertos, dentro de los cuales hay médicos, economistas, empresarios y ex autoridades de salud, y que es coordinado por el doctor Juan Pablo Illanes, es aumentar la tasa de cotización en salud, que actualmente es de 7%. Con ello, se permitiría obtener una mayor recaudación.

Hoy, cada trabajador cotiza ese porcentaje de su renta para costear su plan de salud y las licencias médicas.

Aplicar o no la propuesta será una decisión del Ejecutivo. No obstante, ese es un tema que el gobierno sí ha estado evaluando. La comisión deberá presentar su informe a más tardar el 15 de noviembre, para que Piñera decida los términos de la reforma.

Según cálculos realizados por la Superintendencia de Salud y que fueron presentados el jueves pasado en el Encuentro Nacional de Salud (Enasa), si se aumenta en un punto porcentual la actual cotización de 7% -es decir, que se descuente un 8% del salario-, Fonasa recaudaría unos $ 136 mil millones adicionales, mientras las isapres otros $ 7 mil millones.

"Nuestra cotización de 7% está muy atrás. Para lograr un sistema mejor en salud pensamos que una de las opciones es aumentar en uno o más puntos", explicó a La Tercera el superintendente de Salud, Luis Romero.

Sin embargo, agregó que la implementación de una medida como ésta debe ser gradual. "La viabilidad política está. En este minuto hay una oportunidad para ver qué tipo de sistema de salud queremos y en base a eso hacer un plan de trabajo a varios años. ¿Cuánto nos vamos a demorar para llegar al ideal? Hay que ver y, en ese camino, hay que definir una etapa transitoria", afirma Romero.

El incremento de la cotización no es el único tema en que trabaja la comisión. Según el ministro de Salud, Jaime Mañalich, el grupo de expertos también "ha tomado opinión fundada y va a hacer recomendaciones respecto a la estructura del beneficio de licencias médicas, donde propone una revisión completa de este instrumento", dijo.

Gasto millonario

La decisión de reformar el sistema de pago de licencias se debe al fuerte incremento en el gasto en que se ha incurrido por el uso de este beneficio. Según la Superintendencia de Seguridad Social, éste creció 134% en 10 años, llegando a $ 547 mil millones en 2009. De éstos, $ 343 mil millones corresponden a Fonasa y $ 202 mil millones a las isapres. El número de personas que hace uso del beneficio también creció con fuerza: 40,7% en ese período.

Fuentes cercanas a la comisión señalan que los cambios que se plantean en esta área apuntan a que el trabajador no reciba el 100% de su remuneración mientras dure el reposo médico. En otras palabras, que se le descuenten algunos de los días no trabajados. El argumento es que los países que utilizan esta modalidad tienen menos días de licencia médica.

Aún se está analizando cuál es el criterio que se aplicaría. Inicialmente, sería para las licencias largas o reiteradas, pero al interior de la comisión no hay unanimidad en ello.
Analizan subsidio para eliminar el no pago de los tres primeros días de licencia

Otro de los temas que se discute es poner término a los descuentos de los tres primeros días de reposo médico de aquellas licencias menores de 10 días, los que no son pagados por los seguros de salud.

Ello, porque estudios presentados por el Ministerio del Trabajo señalan que esa carencia es sólo efectiva para el 30% de los trabajadores del país, ya que esto no se aplica para los empleados públicos, a quienes se les paga su licencia a partir del primer día, así como tampoco a los trabajadores de las grandes empresas privadas, que han incorporado este beneficio a través de negociaciones colectivas y cuyo gasto es asumido por los empleadores.

Los únicos que quedan excluidos de este beneficio son los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas.

Al respecto, una alta fuente de gobierno indicó que lo que se estudia es la posibilidad de crear un subsidio orientado a las pymes, para que puedan asumir el pago de esos tres días de licencia y así cubrir al 30% de los trabajadores que no tiene el beneficio.