viernes, 29 de enero de 2010

Chile volverá a distribuir píldora del día después con condiciones

Diputados chilenos aprobaron y despacharon hoy el último trámite del proyecto de ley sobre información, orientación y prestación en materias de regulación de la fertilidad, iniciativa que permite nuevamente la distribución gratuita de la 'píldora del día después'.

La Cámara de Diputados aprobó las modificaciones del Senado referidas en su mayoría a la confidencialidad que deben tener las menores de 14 años que pidan la píldora, estableciendo además el derecho a información y libre elección de los métodos de regulación de la fertilidad.

Dicha píldora no se considerará anticonceptiva, pero esta ley sí prohíbe la distribución de otros métodos que tengan carácter abortivo.

Uno de los cambios adoptados en el proyecto de ley refiere a que médicos o funcionarios estarán obligados a informar a los padres cuando el medicamento se entregue a menores de 14 años.

“Esta ley permite la distribución de la píldora en todos los consultorios del país, lo que hasta hoy estaba restringido, porque sólo era posible adquirirla en la farmacia.

Las personas con recursos sí podían adquirirla y no las mujeres de los sectores más pobres, y con esto se pone fin a esa discriminación odiosa”, explicó la ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Carmen Andrade.

El proyecto también expresa que los establecimientos educacionales estatales deberán incluir un programa de educación sexual, que promueva una sexualidad responsable e informe sobre los diversos métodos anticonceptivos autorizados.

Así, el proyecto queda listo para ser promulgado como ley de la república y la citada píldora podrá repartirse en todos los establecimientos de salud pública del país.

La prohibición de distribuir la píldora fue impulsada por grupos denominados 'pro vida', bajo el amparo de empresarios y legisladores del ala más conservadora de la derecha.

Uno de los más férreos opositores a la iniciativa, el diputado del partido ultraconservador UDI José Antonio Kast, aseguró, sin embargo, que con este proyecto se proscribe por varios años el aborto en Chile.