lunes, 4 de octubre de 2010

Escándalo médico: gremio se opone a uso de sistema de control horario en hospitales

Escándalo médico: gremio se opone a uso de sistema de control horario en hospitales

Distintos expertos consultados proponen que se use un reloj biométrico para el control horario.
por Ana María Morales y Thea Fernández



La mayoría de los médicos que trabajan en los consultorios utiliza un reloj control que lleva registro de su jornada laboral. Ese es un sistema que algunos expertos proponen como solución para enfrentar el problema de incumplimiento, por parte de algunos profesionales, de su horario en los hospitales públicos.

Una investigación, realizada por Ciper Chile y publicada en la Revista Qué Pasa, siguió durante un año a doctores de cinco hospitales de Santiago, comprobando que no llegan a la hora a trabajar, se van antes de que termine su jornada y que, en algunos casos, adulteran los libros de registro de ingreso y salida. También que salen del hospital a atender pacientes privados en horario de servicio, entre otras irregularidades.

Uno de los que propone el uso del reloj control es el ex ministro de Salud Pedro García. "Este es un tema que está demasiado repetido y tiene que resolverse. El uso de un sistema moderno biométrico no es incompatible con la flexibilidad horaria. Por ejemplo, cuando un cirujano opera y la intervención dura más tiempo de su horario de trabajo, esas horas se pueden descontar de otro día de la semana".

No obstante, esta es una medida resistida por el Colegio Médico. "Los sistemas rígidos de control horario no son los más adecuados", dijo su presidente Pablo Rodríguez. Agregó que "nuestra actividad, por su naturaleza, requiere un cierto grado de flexibilidad. Los médicos muchas veces deben prolongar su jornada para atender pacientes complejos o cirugías que se extienden más allá de lo programado".

Rodríguez insistió en que "esta denuncia se trata de casos aislados y no hay que generalizarlo a los 15 mil médicos que trabajan en el sistema público".

Esta no es la primera vez que se denuncia un hecho de esta naturaleza. La Contraloría ha advertido del incumplimiento horario de los médicos en dos oportunidades, la última el 2009, y pese a ello, la situación persiste.

Al respecto, Pedro García, indicó que se trata de un círculo vicioso: "nadie se va exponer a enfrentarse con un médico, sobre todo cuando tiene un buen perfil técnico. Cuando yo lo quise hacer, siendo director del Servicio de Salud Oriente, tuve mucha resistencia".

Lo grave, a juicio de la ex autoridad, es que el sistema de salud deja de realizar 2,7 millones de consultas por baja productividad, según datos calculados con la información disponible al 2008. "Yo soy un convencido de que la gran mayoría de los médicos cumplen e incluso en exceso, pero no tiene cómo demostrarlo. Por lo tanto, el reloj control también es algo que defiende a la clase médica. Por eso no entiendo que se opongan a una medida como esta", afirmó García.

El ex subsecretario de Salud Antonio Infante dijo que en "la atención municipal todos los médicos marcan reloj control y no hay ningún problema. Veo muchos más síntomas de desapego con la función pública. El alma de los médicos de hoy no está en el sistema público".

El presidente interino de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Marco Antonio Núñez, indicó que se evalúa crear una comisión investigadora en este tema, para lo cual citarán al ministro de Salud, Jaime Mañalich.