lunes, 29 de junio de 2009

Carta Direccion HUAP Por Conflicto Medicos UTI

Santiago, 27 de Junio de 2009.

Sr.
Rodrigo Hernández N.
Director Subrogante Hospital de Urgencia de la Asistencia Pública.
PRESENTE.


Nos dirigimos a UD. con el objeto de manifestar nuestra grave preocupación frente a los sucesos que han ocurrido en los días previos y que dicen relación con la ausencia de personal médico especializado en la Unidad de Tratamiento Intensivo (UTI) de nuestro Hospital y la forma discrecional de cómo se ha decidido aumentar el número de camas según se expondrá a continuación:

El día jueves 25 de Junio de 2009 un grupo de residentes en reunión con el Sub-Director médico doctor Mario Henríquez, informó que la ampliación del número de camas de la UTI de 12 a 15 no era técnicamente aceptable, esto basado en la norma establecida por la Sociedad de Medicina Intensiva de Chile y la práctica habitual en Clínicas y otros Hospitales Públicos, siendo especialmente delicada la situación de nuestra institución donde se encuentran pacientes de extrema gravedad, decisión que sin duda podría poner en peligro la vida de los pacientes aquí hospitalizados. Frente a tan complejo escenario, hubo un compromiso de volver a estudiar esta medida y sus posibles soluciones, ya que se manifestó la existencia de una eventual renuncia masiva de los residentes, quienes muy afectados con la decisión quieren evitar comprometer su responsabilidad profesional y ética frente a cualquier caso de riesgo por la falta de servicio que pudiese existir por parte de nuestra institución.

No obstante nuestras advertencias y aprehensiones, se comunicó el día de ayer a algunos de los residentes que se reunieron con la Dirección, que la medida se implementaría de todas formas.

Debemos manifestar nuestro más profundo desacuerdo con la decisión adoptada, particularmente cuando en el día de hoy sólo hay un residente para atender a quince pacientes críticos en circunstancias que el país enfrenta una crisis sanitaria por todos conocida.

Nos asiste el más absoluto convencimiento avalado en nuestra experiencia y ética profesional, que enfrentamos una gravísima situación, que de mantenerse comprometerá indudablemente nuestra institución y sus profesionales. Por eso, no sólo hemos advertido las consecuencias nefastas que esta medida puede acarrear, el compromiso ético y profesional con nuestra institución nos ha llevado a plantear soluciones concretas y que perduren en el tiempo. Es por ello que insistimos en que se debe ampliar la capacidad de nuestra UTI a 18 camas totales, pero con la contratación del personal necesario para garantizar una atención ética y técnicamente apropiada. Esto requiere, por cierto, la contratación de un tercer residente permanente en la UTI, lo que sin duda traerá significativas ventajas, a saber; ahorro de aproximadamente 200 millones de pesos mensuales en pago de servicios de UTI externos, la posibilidad de transformar la Unidad en un Centro de Investigación y Formación Docente, el mejoramiento en la calidad de la atención profesional a los pacientes y la disminución de las enfermedades laborales de nuestro personal médico por su extenuante y estresante carga de trabajo.

Hacemos presente, que de no ser oídas nuestras advertencias y aprehensiones y en consideración a las graves consecuencias que esta medida traerá, defenderemos con fuerza la actuación de los profesionales que trabajan en UTI, manifestando desde ya que no les asiste responsabilidad civil, penal, administrativa y de ninguna otra índole, que diga relación o que surjan a raíz o con ocasión de esta medida discrecionalmente adoptada.

Se despide atentamente,



Rodolfo Santander C. Emilio Villalón Ricardo Peña G.
Presidente AMAP. Secretario AMAP Tesorero AMAP

CC. Álvaro Erazo,
Ministro de Salud.
CC. Jorge Lastra,
Jefe de Servicio Salud Central
CC. Alejandra Rodríguez W.
Directora HUAP
CC. Mario Henríquez
Sub Director HUAP
CC. Víctor Muñoz D.
Jefe Servicio UTI (HUAP)
CC. Archivo AMAP.