miércoles, 27 de abril de 2011

“Nos da una profunda vergüenza que un ministro use ese lenguaje, no nos sorprende

Funcionarios de la salud municipal critican a Mañalich“Nos da una profunda vergüenza que un ministro use ese lenguaje, no nos sorprende”
Lorena Cruzat y Raúl Martínez

Escuchar el audio
Como una “vergüenza” calificó la presidenta de la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam), Carolina Espinoza, las declaraciones realizadas por el ministro de Salud, Jaime Mañalich, durante un congreso con directores de la salud en regiones.

En su discurso, Mañalich aseguró que prefería ser recordado “como el huevón que se los cagó” en vez del ministro (en alusión a Pedro García) que dijo que hay que preguntarle por la leche a las vacas, en el marco de los descuentos realizados a los trabajadores que no desempeñaron su labor durante diversas movilizaciones.

Según la titular de la Confusam, esta declaración viene a coronar un estilo recurrente utilizado por el ministro de Estado: “Nos da una profunda vergüenza y una profunda pena que un ministro de nuestro país use ese tipo de lenguaje en una actividad pública. De pronto se trata de relativizar y se habla de un lenguaje coloquial. Discúlpenme, pero me parece que ningún ministro de Estado, por lo menos de mi país, puede estar hablando en esos términos en un congreso de corporaciones municipales. Hay una situación bastante vergonzosa que, tenemos que decir con mucha pena, no nos sorprende, porque no es la primera vez que el señor Mañalich tiene palabras de grueso calibre y tremendos calificativos hacia sus subalternos”, señaló.

Según Espinoza, Mañalich no responde al perfil de un ministro que desea ser recordado como un servidor público, que dio soluciones a los problemas del país en un marco de respeto, sobre todo si se considera que los trabajadores de la salud son una pieza clave para el bienestar de los chilenos.

Descuentos por movilizaciones son ilegales

Por unanimidad la Tercera Sala de la Corte Suprema determinó que los servicios de salud de Coquimbo, Iquique y Cañete incurrieron en una ilegalidad al descontar los salarios de los 300 trabajadores del sector que participaron en las movilizaciones del sector público el año pasado.

De esta forma, el máximo tribunal ordenó la restitución de los montos descontados en los salarios de los funcionarios, situación que se verificará en el próximo mes.

El ministro subrogante de Salud, Jorge Díaz aseguró que “hemos tomado las medidas de iniciar los sumarios administrativos necesarios para dar cumplimiento efectivo a lo que indica la resolución de la Corte”.

La decisión de la sala de la Corte Suprema significa un duro revés para el Gobierno, que en diferentes reparticiones ordenó los descuentos a los funcionarios que participaron en el paro convocado por los gremios del sector público, en medio de la negociación por el reajuste salarial del 2010.

Para el presidente de la Federación de Profesionales de la Salud (Fenpruss), Claudio González, la determinación de los magistrados es un precedente que debe llamar la atención de las autoridades del Ejecutivo. “El Gobierno debe entender que debe relacionarse de una forma distinta con los trabajadores”, afirmó.